Blogalia

"En el arte marcial como en la vida diaria. En la vida diaria como en un arte marcial."

Aikido

Sígueme en Twitter

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             


Todas las Historias

VELOCIDAD DE ESCAPE

Inicio > Historias > LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL , de Anthony Beevor

2013-10-05

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL , de Anthony Beevor



No puedo sino comparar esta obra con "la guerra que había que ganar" de Murray y Millet. Desde luego obras sobre el mismo tema pero con un enfoque muy diferente. Sale ganando Beevor, aunque solamente sea porque para escribir su obra este último ha dispuesto de mucha más información y más documentación que ha ido siendo liberada tras abrirse muchos de los depósitos de documentos de la extinta Unión Soviética.
No soy nada objetivo en mi valoración, lo reconozco, pues Beevor es Santo de mi mucha devoción, y suelo devorar cada obra que publica. En "the pila" queda su obra sobre la guerra civil española, que en mi planificación inicial de lecturas precedía al libro que aquí comento, este último seguido (aquí si que me voy a ceñir al plan) por la maravillosa obra de Tony Judt "postguerra". Entre medias quedo aparcado el segundo tomo de la monumental biografía de Hitler escrita por Ian Kershaw, pero eran muchos miles de páginas sobre la misma temática y he preferido no acabar hastiado de un tema que sin embargo me apasiona. Tampoco lo dejo completamente de lado, pues he sustituido este por el más breve "el oscuro carisma de hitler" de Laurence Rees.

Disponer de numerosa documentación y estudios exhaustivos sobe los nuevos documentos aparecidos pueden componer una gran obra, pero es la mano de Beevor la que hace que sea una de las mejores historias de la Segunda Guerra Mundial que puedes leer. Su enfoque humano, su atención a los padecimientos de la población civil y los soldados, diferencia su obra de la de Murray y Millet en la que prima un análisis más centrado en la logística y en las necesidades materiales de la guerra.
Si en la obra de los anteriormente mencionados quedaba claro que los Aliados ganaron la guerra gracias al poderío industrial de EEUU principalmente, Beevor pasa de puntillas sobre este hecho, como si fuese cosa sabida , y se centra más en los padecimientos humanos, y las crueldades de la guerra. No apto para corazones sensibles. Como él mismo dice : "nada destruye la moralidad más elemental con tanta rapidez como el hambre".

Este enfoque hace que en algunos momentos dé la sensación de que Beevor ha tomado un enfoque más "superficial" en el sentido de que no entra en el fondo de las cosas, en el sentido de describir los diferentes factores económicos y políticos de una guerra de tal magnitud, pero es una sensación totalmente engañosa. La cantidad de información aportada es abrumadora.

Sirvan como ejemplo cosas que he descubierto con ese libro (o redescubierto):

La Segunda Guerra Mundial comienza realmente en el escenario asiático, y no con la invasión de Polonia por parte de Alemania.

Los japoneses entre otras "estrategias" militares disponían de órdenes concretas de practicar el canibalismo como medio de aterrorizar a la población. Aunque sólo el hecho de disponer de una unidad de guerra química con atroces experimentos en la zona ocupada de China, ya espeluzna bastante. Este hecho se ocultó en los juicios por crímenes de guerra hasta el punto de que sus investigadores no fueron juzgados y la información obtenida fue acapara por el ejército de los EEUU. Algo similar a lo que ocurrió con las investigaciones de los nazis tanto en el terreno médico como tecnológico.

Todavía recuerdo en la facultad las "normas" que debían seguirse en la utilización de las investigaciones nazis para cualquier "paper" que uno desease publicar.

Stalin pretendía invadir Europa de un extremo al otro. Llegar hasta París y probablemente expulsar a Franco del poder en España. Solamente lo detuvo el descubrimiento por parte de sus espías en EEUU, de que este país había tenido éxito en la construcción de la bomba atómica y había comenzado el proceso de producción a escala industrial.

Europa quedo así condenada a ser dividida en beneficio de la Unión Soviética. Los aliados fueron pronto conscientes de que habían comenzado una guerra para salvar a media Europa solo a expensas de permitir que Stalin volviera a esclavizar a la otra media.

Como colofón, el incremento de mi odio a todo lo alemán ha sido notable.

Estupidiario y otras cosas | jomaweb | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://jomaweb.blogalia.com//trackbacks/73860

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.227.127.109 (85b703d68a)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?