Blogalia

"En el arte marcial como en la vida diaria. En la vida diaria como en un arte marcial."

Aikido

Sígueme en Twitter

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      


Todas las Historias

VELOCIDAD DE ESCAPE

Inicio > Historias > ALGO VA MAL, de Tony Judt

2013-07-14

ALGO VA MAL, de Tony Judt



Tenía un excelente artículo (mas largo y denso que el actual) sobre el tema, pero el "maravilloso" timeout del formulario ha hecho que se perdiera en el momento de darle al botón de publicación. Lo cual me ha llevado a descubrir "Lazarus", una extensión de Firefox que va salvando el contenido de lo que escribes permitiéndote recuperarlo después, y a utilizar Dragon Naturally Speaking para tratar de recuperar de mi memoria el contenido de lo que escribí a lo largo de la mañana.
Así que he capturado la esencia, pero no la forma, que en mi humilde opinión era bastante buena. Al menos espero que disfruten esto.

Tenía muchas ganas de leer los libros de Judt, uno de los más grandes pensadores e historiadores europeos cuyo foco principal se centra en el período de la posguerra y las condiciones que dieron lugar a la aparición de los actuales estados democráticos tras la gran conflagración mundial. Para Judt, estamos volviendo a repetir algunos los errores que se cometieron justo antes de la primera y la Segunda Guerra Mundial. Abandonar a su suerte a gran parte de la población europea considerando que lo único válido es el beneficio económico son circunstancias que empujaron a grandes capas de la población a la miseria y la humillación, siendo el perfecto caldo de cultivo para la aparición de los movimientos totalitarios y revolucionarios del siglo pasado.

Las dos grandes guerras conformaron la psique de toda Europa. En esto España es diferente como en tantas otras cosas por haber sufrido previamente una guerra civil que era la antesala de lo que iba ocurrir. En cuanto sales fuera de España lo palpas en el ambiente. En mis viajes a Francia y Alemania me di cuenta de la presencia que la ultima gran guerra tiene en la mente de todos sus ciudadanos. En la Provenza francesa no existe pueblo que no tenga una placa recordando los nombres de los caídos por la represión nazi. Iincluso en las iglesias tras traspasar el frontispicio donde aparece grabada en piedra la leyenda de la revolución francesa: "Libertè, Egalitè, Fraternitè" aparecen placas recordando a los luchadores por la libertad. En Frankfurt sin embargo, brillaba por su ausencia y un silencio mudo gritaba a todo el que lo quisiera ver. No había menciones, no había placas, no había monumentos. Solamente en la guía que consultaba se podia leer que la plaza del ayuntamiento se había reconstruido según planos originales porque los bombardeos aliados la redujeron a polvo. Estos hechos marcaron indeleblemente psique de los pueblos europeos y condujo a una política en la cual no se podía dejar a nadie atrás. Frente a los radicalismos de un lado y de otro, el consenso se aglutinó en una especie de socialdemocracia, que en unos casos pilotaban los partidos moderados de la derecha, y en otros casos los de la izquierda. Economia social de mercado si fisuras, gobernase quien gobernase. Todo eso ha saltado hoy por los aires.

Estamos inmersos en el paso de las generaciones. Lo que una generación construye, la siguiente lo olvida y la última lo destruye. Lo que era normal y necesario para nuestros abuelos, el deseo que todos tuviéramos una vida digna, para las siguientes generaciones es algo que se da por hecho y consideramos que el Estado se está entrometiendo en nuestra vida privada y económica. Este paso de las generaciones viene acompañado por el terrible hecho de que los políticos ahora mismo son políticos "Light". Frente a Roosevelt, Churchill o Mitterrand, hoy sólo tenemos Obama, Tony Blair, Hollande. Comparen sino entre líderes españoles. ¿a qué nivel estaban un Suarez o un González frente a un Rubalcaba o un Rajoy?. Dan ganas de llorar. ¿Dónde está el proyecto como nación? ¿Donde está el espejo en el que nos queremos mirar? ¿dónde está aquel que marca el camino y dice cuál es el trayecto a través del cual podemos llegar a lo que queremos ser?.

En el libro de Judt subyace en todos los capítulos una sola pregunta. Y esta pregunta es de índole moral. ¿No queremos que todo el mundo tenga un mínimo de subsistencia garantizada? ¿que no haya humillación por ser pobre? ¿no queremos que la brecha entre pobres y ricos se siga haciendo más grande con las consecuencias futuras que eso tendría? ¿o queremos seguir apostando por el ánimo de lucro como única directriz de nuestra vida?
Esa decisión es la que toda sociedad debe de tomar un momento determinado si quiere hacer frente a las fuerzas de la oscuridad.

Estupidiario y otras cosas | jomaweb | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://jomaweb.blogalia.com//trackbacks/73578

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.108.19 (519c7a46e7)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?