Blogalia

"En el arte marcial como en la vida diaria. En la vida diaria como en un arte marcial."

Aikido

Sígueme en Twitter

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             


Todas las Historias

VELOCIDAD DE ESCAPE

Inicio > Historias > PRIMEROS DÍAS CON EL IPAD

2011-04-10

PRIMEROS DÍAS CON EL IPAD

Viene bien protegido en el embalaje.

bien embalado

Primer vistazo al contenido del paquete.

contenido

Brevemente, comentaré las cosas que me han llamado la atención. Pese a no ser el primer producto de Apple que tengo, realmente me ha sorprendido positivamente. Cierto es que el sistema operativo del iPod no tiene nada que ver con el de un tablet, pero te puedes hacer una idea de por dónde van las directrices de diseño.

Principalmente, el tablet se revela como un artilugio para el consumo de información más que como herramienta para la creación de contenidos. El número de aplicaciones existente es virtualmente infinito, cubriendo todas las necesidades a la hora de obtener y consumir datos, pero su propia estructura física coarta en buena medida la creación. El obstáculo fundamental es la ausencia de un teclado físico. Cierto es que lo que define un tablet es la ausencia de teclado del mismo modo que lo que define un blog es la presencia de enlaces ilegales, y según esta definición negativa del artilugio, pocas personas se querrían acercar a semejante engendro, pero este hecho es al mismo tiempo su fortaleza y su debilidad.

Lo hace portátil (realmente portátil) pero también lo hace engorroso a la hora de insertar largos textos. Para escribir esto me he ido al sobremesa, con un teclado como Dios manda (Rajoy Dixit). El teclado virtual del iPad es, pese a todo, altamente responsivo, intuitivo y fácil de usar, hasta el punto que sorprenden hechos como que las teclas aumentan de tamaño según un algoritmo que probabilísticamente determina cuál será la siguiente en ser pulsada, y en general no echo de menos nada salvo una cosa: las teclas de dirección y las combinaciones de teclas.
Tras buscar un rato me dí cuenta que no existen las teclas de dirección, y caí en que son las típicas teclas que no llaman la atención hasta que no las tienes. Por ejemplo, si quieres corregir una palabra debes colocar el cursor sobre ella en el punto exacto. Eso es bastante difícil, y al final terminas borrando la palabra entera por no poder mover el cursor con el teclado. Otro detalle que echo de menos es poder hacer combinaciones de teclas, pues tampoco existe tecla CTRL o tecla ALT. Y si estás acostumbrado a las combinaciones de teclas se te queda cara de tonto cuando buscas las citadas y no existen.

Para textos largos cansa tener que mirar todo el rato la pantalla dado que soy lo que llaman un "touch-typist", o sea, que no miro al teclado al escribir, y por eso mismo necesito el tacto. Mención especial merece el corrector ortográfico. De lo más cercano a la perfección que he visto aunque hay algunas palabras que por narices tienen que ser como él diga y me encuentro con problemas cuando se empeña en meter datos con la inicial en mayúsculas en las casillas de user-password con la función de autocompletado activada si en el sitio al que accedo diferencian entre mayúsculas y minúsculas. Por ejemplo, se empeña el corrector en meter mi nombre de correo, o mi nombre de usuario en esta misma blogalia, con la primera letra en mayúsculas, dado que es la supuesta primera palabra del párrafo. Algo sumamente engorroso y que todavía no he descubierto cómo evitar. Por lo demás, es lo que uno esperaría de un teclado virtual. Sorprendentemente bien hecho.

En cuanto a las aplicaciones, me he visto forzado a un cambio de perspectiva. En el iPad no hay carpetas y archivos en los que uno pueda andar organizando las cosas, y este esquema de pensamiento me dejaba bloqueado en ocasiones buscando como loco dónde demonios está ese archivo que me he descargado o esa imagen que quiero poner como fondo de pantalla. Huelga decir que a dia de hoy todavía no he descubierto dónde andan mis archivos descargados pero tengo que mencionar por otra parte que aplicaciones como Dropbox y Evernote funcionan como un tiro, habiendo al menos permitido que mis documentos de trabajo estén "relativamente" accesibles.
Me he visto obligado a sustituir Tomboy por SimpleNote, que aunque no tiene aplicación para Linux, existen extensiones tanto para firefox como para Chrome (el de Chrome mil veces mejor) y para Windows sincronizamos nuetras notas con ResophNotes. Y auguro más migraciones similares con tal de usar aplicaciones que me permitan tener sincronizados mis datos entre los tres sistemas operativos que uso habitualmente. Si aplicaciones como tomboy, o cualquiera que ustedes usen habitualmente, no se adaptan para diferentes plataformas, caerán en el olvido, no les quepa duda. Así que adiós Tomboy, adiós KeepNote.

El navegador. Lo peor con diferencia del tablet. No entiendo cómo algo tan absolutamente capado en funcionalidad hasta el extremo puede siquiera llamarse "navegador", pero curiosamente lo que he echado de menos no es lo que esperaba echar de menos. Esperaba un tormento por la ausencia de flash, pero lo cierto es que no lo he notado en absoluto. Youtube carga sin problemas gracias a la aplicación correspondiente (la manía de crear aplicaciones para cada puñetera cosa comienza a ser cargante) y sin embargo he echado de menos las consabidas extensiones de Chrome o Firefox. Tras toquetear el sistema de bookmarks (explicación aquí ) puedes tener un remedo no demasiado malo de los botones para twitear una página, guardarla en Evernote, acortar urls, o mandar a ReadItLater, pero Safari no deja de ser la sombra de lo que un navegador debe ser. Una vez más, hay algo que lo salva de la hoguera, pues responde de maravilla a los gestos, puedes ampliar o reducir la página sin dolor y en general, para un uso sencillo no se requiere más, estando perfectamente integrado en el sistema.

No es la peor aplicación que he probado en mi vida porque me dio por usar "mail", la "aplicación" que viene por defecto incluida para consultar el correo. Lo diré con una sola frase: usen el navegador con su cuenta de correo Gmail, y si no tienen correo Gmail, están tardando demasiado. El interfaz mobile del correo de Google supera con creces la aplicación que apple suminstra para el correo electrónico, lo cual ya tiene narices para tratarse de una interfaz web para dispositivos móviles. Con "mail" uno no sabe cómo demonios se archivan los correos (todavía no lo he descubierto), las conversaciones aparecen separadas por mensajes individuales, tardé en descubrir cómo eliminar mensajes (requiere un poco de configuración), etcétera. Si quieren ahorrarse quebraderos de cabeza huyan como de la peste de semejante engendro y usen la interfaz web de su correo favorito.

Mención aparte merece que se vea uno forzado a usar iTunes para todo. Vale. Aceptamos pulpo como animal de compañía, ¡pero por todos los dioses!. ¿podrían hacer que no se arrastre como un caracol reumático? Ignoro si en los equipos de apple va bien, no tengo ninguno a mano de momento, pero en windows se convierte una auténtica tortura sincronizar, organizar o transferir cualquier cosa. Realmente odioso. Intuitivo quizás, pero odioso.

Y lo confirmo, para leer libros, mejor el Kindle DX. Aunque sea solamente por el hecho de que pesa menos y terminas cansándote menos. Cierto que el iPad es más rápido y su interfaz es más rica y divertida, pero si solamente quieres leer eBooks sin que los mensajes o los tweets te interrumpan, el Kindle es imbatible. Otra cosa muy distinta es en el caso de los PDF. El soporte y las opciones que permite Amazon en su lector para pdf es tan parco, tan austero, tan falto de capacidad, que cualquier mínima funcionalidad que cualquiera de las aplicaciones disponibles para iPad poseen, desde iBooks hasta la propia Kindle Books para ipad (subrayado, etiquetado, anotaciones, zoom, reflow) deja el dispositivo de amazon a la altura del betún. Así que he llegado a una posición de compromiso. En el Kindle los mobi, epub, azw, lrf y demás ralea; en el iPad los PDF, que además me permite edición (por supuesto, con la adecuada aplicación al efecto).

La lectura de comics es el punto definitivo. El Kindle evidentemente no puede ofrecer la experiencia de uso (ni el color), y aunque lo que estoy leyendo actualmente es "The Walking Dead" , que es un comic en Blanco y Negro, supone un placer inmenso que se queda a muy pocos puntos por debajo de lo que supone leer un comic en papel. Uso Cloud Reader, por si les interesa saberlo. Un punto a favor que incluso supera, para mi sorpresa, la experiencia de lectura de comics en un laptop o un sobremesa con pantalla grande. Es como si tuvieras el tebeo en las manos.

Los videos, bien. Nada remarcable o destacable al respecto. Buena calidad de imagen, los de muy alta definición como mkv y demás no puede con ellos, va a saltos, pero es normal con ese procesador y esa memoria, pero en general los videos normales se reproducen satisfactoriamente. Aceptan subtitulos todos los principales reproductores, y a falta de VLC (retirado de la App Store por ser GPL) uso oPlayer HD. Además existen aplicaciones (cómo no) para hacer conversión al vuelo y streaming desde el pc al ipad.

El audio tampoco es una cosa digna de mención. Como un ipod grande, vamos. De hecho la aplicación para escuchar música se llama igual, y aunque presenta una interfaz más parecida a itunes que al propio ipod, es decente y cumple su cometido. Tengo que averiguar porqué existe un itunes dentro del ipad, porque es algo que todavía no he comprendido. Con ipod reproduces música, y con itunes ¿qué?.

Los juegos. ¿qué decir?. Pues básicamente que veo un gran futuro al ipad como plataforma para jugones. De hecho esta entrada hubiera sido escrita mucho antes sino fuese porque me vicié con el Angry Birds. Juego chorra donde los haya, pero como ya sabemos, la idea del juego es más importante que sus gráficos en 3 dimensiones. Idea simple pero adictiva. Y hay mucha calle para correr en este terreno.

Me queda por probar programas de productividad y de oficina, al estilo pages, Goodreader, o similares. Amén del alabado Garage Band. Comentaré en futuros posts.

Ahora sólo queda averiguar cómo puedo acceder a mis archivos, no sólo a los descargados (me barrunto que hará falta una aplicación exclusivamente para ello) y algún detalle más.

Por supuesto, se aceptan recomendaciones y sugerencias.

Tecnología | jomaweb | 8 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://jomaweb.blogalia.com//trackbacks/69413

Comentarios

1
De: Juan Lupión Fecha: 2011-04-10 23:44

¡Y no has llegado todavía a los juegos! ;)



2
De: jomaweb Fecha: 2011-04-11 11:20

He llegado, he llegado. De hecho si no hubiera llegado hubiera escrito antes esta entrada. Puto Angry Birds!!!



3
De: Juan Lupión Fecha: 2011-04-11 12:42

Has ido a dar con *el* juego :)

No pruebes el Fruit Ninja!



4
De: Juan Lupión Fecha: 2011-04-11 12:43

Supongo que con la app de iTunes puedes *comprar* la música que oyes luego en la app de iPod.



5
De: Picacodigos Fecha: 2011-04-11 13:21

A mi me da en la nariz que Amazon está preparando un tablet con Android, así que me espero. Apple caca!



6
De: kenzo Fecha: 2011-04-11 20:05

Si si. Apple caca dicen muchos, que luego caen en la tentación y alaban lo que tienen en las manos. A mi creo que tambien me falta poco...



7
De: idolatro Fecha: 2011-04-24 22:55

vengo hasta ti a través de una interesante polémica que tuviste con pjorge acerca de ipad vs android y ahora ¡te has pasado a Apple! Por favor, da cuenta del proceso de cambio en alguno de tus, por otra parte, interesantes posts. Un saludo y adelante.



8
De: Jomaweb Fecha: 2011-04-30 16:34

No me he pasado a Apple. He comprad un iPad, cosa que puede parecer, pero no es lo mismo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.147.79 (81d614b2dd)
Comentario