Blogalia

"En el arte marcial como en la vida diaria. En la vida diaria como en un arte marcial."

Aikido

Sígueme en Twitter

<Junio 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             


Todas las Historias

VELOCIDAD DE ESCAPE

Inicio > Historias > MI MALDICIÓN

2007-03-22

MI MALDICIÓN

Me ha venido a la cabeza según recorría la ciudad. Soy bastante propenso a ir pensando en mis cosas según voy por la calle o estoy en un lugar. Se me ocurren muchas cosas al cabo del día, y les puedo garantizar que las mejores ideas nunca acuden en el puesto de trabajo. Ya se ha encargado la política de personal de la empresa de vaciar de todo incentivo posible, por nimio que sea, la labor de todos los empleados.
Conmigo lo tienen un poco difícil por mucho que se empeñan. Soy de los que tienen motivaciones internas. Para lo bueno y para lo malo me gusta hacer cosas por el solo placer de hacerlas. De modo que esto, que en cierta medida es positivo, se convierte también en mi maldición. Me doy de tortas con linux solo por el placer de lograr hacerlo funcionar aunque realmente no me sirva para nada, por poner un ejemplo.

Así que se motiva uno mismo cuando va pensando en sus cosas y puede suceder como la semana pasada, que al lado de donde yo me encontraba tomando unas copas con un amigo, un tipo estampó a otro contra la barra, rompiéndole la nariz y provocando un escándalo bastante considerable, y no me enteré.

De modo que va uno pensando en sus cosas, digo, y me viene a la cabeza que debo de dejar de hacer el tonto con todo cacharro que se me pone por delante. Que no por ser programador tengo que destripar toda aplicación que se pone a tiro.

Ayer hablaba de Foobar2000 y el ejemplo me viene al pelo, aunque para el ejemplo igual me hubiera valido comparar Linux con Windows.

Digamos que hay dos tipos de aplicaciones que me suelen apasionar. Las primeras son aquellas que de puro usables y sencillas no queda más remedio que instalar. Como ejemplo fué en su tiempo Amarok, hoy sustituida por MediaMonkey, o actualmente Zulupad. Son aplicaciones que uno no puede destripar. Son tales cuales son, pero están tan bien diseñadas y son tan sencillas de usar que uno se queda con la boca abierta y se pregunta porqué a nadie se le ocurrió antes.

Luego están aquellas que son un mero esqueleto, un mero armazón sobre el que se puede ir montando todo. Es el caso de FooBar2000. No tiene nada. Es un simple reproductor de música. Sin embargo sus capacidades de personalización, su diseño modular, hacen que se le puedan ir añadiendo piezas como un mecano hasta lograr una aplicación que es totalmente diferente del original y de cualquier otro usuario que utilice la misma.
En Amarok tenemos por defecto una serie de opciones, como la información de la wikipedia sobre un autor, la letra de la canción que suena, su carátula, la gestión de el enorme disco duro externo lleno de audio...tal cual viene dada es potente, cubre muchas necesidades y funciona de manera bastante lógica e intuitiva. Click, click, click, y en 10 minutos estás gestionando tu librería de miles de mp3.

Con Foobar2000, tras instalarlo no tienes más que un simple reproductor de mp3 con su Stop, play y forward. Sin embargo te metes en las preferencias y en las webs de aficionados y comienzas a descargar librerias y aquello se convierte en un Amarok a lo bestia completamente personalizado. La caratula la colocas donde quieres y va haciendo Slideshow con todas las imágenes disponibles en la carpeta donde reside la música, las letras de la canción pasan ante tus ojos haciendo Scroll, y le vas añadiendo cada vez más cosas hasta que aquello es un engendro elefantiásico que de opciones que tiene se hace inmanejable.

Al final te has acostado a las mil y monas. Tienes un reproductor del que más te vale hacer copia de seguridad porque como toques algo que no debes te toca empezar de cero (me ha pasado), pero cuando quieres funcionamiento sencillo, intuitivo, y no perder tiempo, al final tiras de Amarok (en linux) o MediaMonkey (en Windows).

Mi maldición es que pierdo media noche toqueteando las tripas de Foobar2000 (por poner el caso, de Linux) para luego usar Mediamonkey o Windows Xp, porque a la hora de la verdad, cuando uno quiere sencillamente escuchar música, no es cuestión de andar tocando los cojones al programa.

Estupidiario y otras cosas | jomaweb | 3 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://jomaweb.blogalia.com//trackbacks/48134

Comentarios

1
De: tendero_digital Fecha: 2007-03-22 19:10

Pues ya somos dos...
A mi me pasa exactamente lo mismo, hay muchas veces que el placer es hacerlo por hacerlo, es decir quiero que un programa haga algo, o necesito algo raro. Se busca uno el programa, el tutorial, comienzan las pruebas... las noches sin dormir, porque como se me meta algo en la cabeza... y al final se consigue, pero como tu dices muchas veces es algo que a la mínima se cae, pero y el placer de conseguirlo...



2
De: ArchEnemy Fecha: 2007-03-23 09:47

Eso es precisamente lo que me atrajo al mundo mac. Será todo lo cerrado que quieran, limitado, etc. Pero hay una manera de hacer las cosas, y es una manera que funciona, sin tener que preocuparse de plugins y addons y historias. Para lidiar con temas complejos ya me pagan en el trabajo. Cuando uso el ordenador en casa prefiero la sencillez.



3
De: Juan Lupión Fecha: 2007-03-23 13:46

" Son aplicaciones que uno no puede destripar. Son tales cuales son, pero están tan bien diseñadas y son tan sencillas de usar que uno se queda con la boca abierta y se pregunta porqué a nadie se le ocurrió antes. "

Ya estás un paso más cerca de hacerte maquero, ¡cuidado, Will Robinson!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.76.150 (dea9ccc28e)
Comentario