Blogalia

"En el arte marcial como en la vida diaria. En la vida diaria como en un arte marcial."

Aikido

Sígueme en Twitter

<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      


Todas las Historias

VELOCIDAD DE ESCAPE

Inicio > Historias > JANO BIFRONTE

2005-12-11

JANO BIFRONTE

En la mitología romana existe la figura del Dios Jano, un dios con dos caras. Una de las cuales se decía que le servía para ver el porvenir.
En modo coloquial se suele utilizar como metáfora para decir de alguien que tiene dos caras. Que presenta dos personalidades en función de las circunstancias.

Esta noche, de nuevo tras poco sueño, un poco desvelado y casi a las 5 de la mañana, escribo.
Me siento en mi interior como Jano. Como si tuviese dos personalidades que pugnan por imponerse la una a la otra. Una parte de mí es tranquila, calmada, al margen de las diatribas del mundo, por decirlo de alguna manera, casi Zen. Las cosas fluyen, nada me agita, nada me aparta de mi centro. En la otra cara de mi interior, adormecida durante los últimos años, las cosas me afectan, me sulfuran, me encolerizan.

Durante mucho tiempo la cara Zen siempre ha vencido. La cara reactiva y rebelde, estaba adormecida hasta el punto de pensar que no existía. Y no me iba mal. Cuando algo o alguien pretendía dañarme lo esquivaba. Siempre pensaba que no merecian la pena las personas que nos traicionaban, que no merecían una sola lágrima las personas que nos dañaban, porque desde ese momento eliminábamos la fuente de su poder. Siempre hice así. Nunca me molestaba, nunca me cabreaba, nunca afectaba el desaire o simplemente la mala educación. Yo estaba en mi centro, sus invectivas no me hacían daño y ellos se quedaban sorprendidos de que lo que dirigido a otra persona supodría tener todas las papeletas de la feria en la que se sortea un moratón en un ojo, para mí suponía un simple "adiós, ahí te quedas".

Con el tiempo, la otra cara de Jano va captando poder. Ahora me encolerizo, me cabreo, me sulfuro. Y mucho además. Me duele la injusticia contra mí cometida, me solivianta la mala educación, y me hacen cerrar los puños hasta clavarme las uñas el desaire y las malas palabras.

Y me doy cuenta de que tengo un pequeño problema.

Porque resulta que mi lado Zen sigue con el control de la situación y pese a esa cólera y ese enfado, tiendo a dejarlo correr, a restar importancia a mi malestar, a pensar que después de todo lo que me daña es mi cólera, no el desaire ni las malas palabras. Ahora me siento mal, cosa que antes no me ocurría. Antes me importaba un pimiento, ahora tengo que ir al gimnasio a destrozar un saco. Oscilo entre dar importancia a los hechos y quitarme a mí mismo el derecho a la cólera. Dudo de si aquello que me cabrea es realmente un motivo por el que merece la pena cabrearse o es una disposición personal a dar importancia a cosas que los otros no dan importancia. A fin de cuentas, para gustos están los colores y las opiniones son como el culo, que todo el mundo tiene uno. Y como precisamente no me jacto de ser una persona normal en el sentido estadístico del término, pues imagínense ustedes el papelón.

Así que normalmente tiendo a seguir la máxima de desprenderme de aquello que me hace daño. Pero si uno se desprende de todo aquel que le desagrada en un momento dado, termina por quedarse solo.

Así que en vez de despreciar a los demás, al final parece que me voy despreciando a mí mismo.

Estupidiario y otras cosas | jomaweb | 5 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://jomaweb.blogalia.com//trackbacks/35517

Comentarios

1
De: Lilian de Gallegos Fecha: 2011-01-31 22:22

Tal vez tendrías que rehacer o inventarte una nueva estructura de pensamiento, en la que tu visión del mundo solo respondiera a lo que es controlable, lo que está en tus manos... Zen por bien físico y mental. Reactivo y rebelde solo cuando está en tus manos hacer algo. Es interesante lo que dices, creo que refleja el ser de muchos.



2
De: Animaldito Fecha: 2011-06-25 00:07

A tu cambio en el carácter yo lo llamaría conciencia. Eres una persona equilibrada e inteligente, antes tomabas la decisión mas lógica para ser lo mas feliz posible. Ahora, aunque intentas que te resbalen todas esas injurias, te molestan, porque tu sentido de la justicia esta mas desarrollado y todo aquello que era fácil ignorar ahora se encuentra ante tu instinto de querer solventar cada agravio cometido contra ti. Pero se impone de nuevo tu sensatez y decides descargar la furia contra un sparring. Enhorabuena, has entrado en el grupo de los buenos. Y como dice nuestra amiga Lilian, refleja el ser de muchos, aunque no de los suficientes. Un saludo.



3
De: carmen Fecha: 2011-12-27 16:15

Parece como si lo hubiera escrito yo, desde hace un año me pasa lo mismo, y también uso el entrenamiento en el gimnasio para disolver esos sentimientos auto destructivos. Y también, en mi caso, me he propuesto no comprometerme tanto.. ser mas superficial, para evitar que mi presencia provoque recelos y envidias. Estoy practicando la invisibilidad.. disolverme en el espejismo de la vida... ya te contaré como me sale..



4
De: Laura Fecha: 2012-02-19 18:08

Y sin embargo, esa dualidad, es la prueba de nuestra diferenca. Todos los que estamos en el mismo sitio que tú sentimos esta dualidad entre el control (la tendencia al control) y la tierra con sus cosas. Lo has contado muy bien. gracias. los que como tú ahí estamos, estamos igual. Pero, sigamos. No hay otra. Vivir esta dualidad y vivirla, con elegancia espiritual, incluso en lo peor. Eso, no sará paso a lo siguiente. A ello. Gracias por compartir.



5
De: cecilia Fecha: 2012-09-24 23:15

Genial, querido. Sos completamente normal, más allá de las estadísticas. Todos tenemos esas dos partes dentro, la Humanidad entera la tiene, quedáte re tranquilo. Está bueno el consejo que te dan: activá tu Zen o tu rebelde según estimes apropiado. Pero, en general, amigo, debemos aceptarnos con nuestras contradicciones... ¡nada más humano! En todo caso estás más en equilibrio que el Dr. Jeckyll y Mr. Hyde !!!
Un abrazo, para todos los que opinaron.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.92.46 (4f142c16b1)
Comentario