Blogalia

"En el arte marcial como en la vida diaria. En la vida diaria como en un arte marcial."

Aikido

Sígueme en Twitter

<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      


Todas las Historias

VELOCIDAD DE ESCAPE

Inicio > Historias > GRACIAS SEÑOR, GRACIAS

2005-02-16

GRACIAS SEÑOR, GRACIAS

Uno de los mayores placeres que uno puede saborear en el entorno de trabajo, sin contar la comida y el sexo , consiste en estar rodeado de gente competente. Gente extremadamente competente.
Le entra a uno como un pequeño estremecimiento interno cuando tus colaboradores saben de lo que hablan y en vez de darte problemas, pues van y te solucionan los que tienes.

Agradezco al señor todos los dias varias cosas: no ser mujer (lo digo sin asomo alguno de misoginia), haber nacido blanco y en el primer mundo, tener salud, estar soltero, que mis enamoramientos sean leves y pasajeros, tener un trabajo que en determinadas ocasiones incluso llega a gustarme, "and last but not least", trabajar con gente competente.

Hoy uno de mis colaboradores me remite el nuevo correo electrónico de un cliente, que por más señas es de Yahoo.
Le meto en mi libreta de direcciones y le envío un mensaje para confirmar la dirección. La cuenta no existe.
Llamo por línea interna a mi colaborador. La conversación es como sigue:


- ¿estás seguro de que has apuntado la dirección de e-mail correctamente?
- Sí, lo que pasa es que esas cuentas de yahoo caducan enseguida.


Está claro que no le agradezco al señor todo lo que debiera.

O eso, o que en una vida anterior fuí extremadamente rico y feliz.

Programación | jomaweb | 2 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://jomaweb.blogalia.com//trackbacks/26751

Comentarios

1
De: Anónima Fecha: 2005-02-19 01:12

¿Comida y sexo como grandes placeres que uno puede saborear en el entorno de trabajo además del placer de trabajar con gente competente?

Aquí es el punto en donde nuestras experiencias laborales se separan. Estuvo bien mientras duró *snif*

Compartimos adhocracia, ideas para cuevas, y tantas otras experiencias...

Pero en la oficina solo he comido tele-pizzas. Eso si muchas veces en época de "grandes ofertas" y la mayoría frías y correosas sin niguna sensación de placer asociada al hecho de llenar el estómago.

y ¿sexo? ¿en el entorno de trabajo? eso en la empresa de la que escapé y estaba en el capítulo de fantasías estrictamente inaccesibles...*pensando*... ¿o quizá era así porque soy mujer y no me incluían en las bacanales?

Ahora comprendo que lo de no querer ser mujer no era efectivamente cuestión de misoginia :D



2
De: jomaweb Fecha: 2005-02-22 08:15

Evidentemente el post apesta a ironía y cinismo por los cuatro costados.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 107.22.30.57 (86d8b6e942)
Comentario