Blogalia

"En el arte marcial como en la vida diaria. En la vida diaria como en un arte marcial."

Aikido

Sígueme en Twitter

<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      


Todas las Historias

VELOCIDAD DE ESCAPE

Inicio > Historias > HACE MILES DE AÑOS

2004-09-21

HACE MILES DE AÑOS

En una vida anterior. Cuando trabajaba como consultor, tuve mucha relación con psicólogos y demás ralea adepta a las directrices del señor Mintzberg. O sea, que me relacioné con gente que se dedicaba al rollo de los recursos humanos.

Durante esa época, por motivos laborales y un poquito por curiosidad, hice un master en Organización de Empresas y Recursos Humanos.
En aquella vida anterior fué importante para mi desarrollo profesional y no digamos para torear a los bisoños entrevistadores que se me ponían delante.

De esas dos cosas (la experiencia y el Master) extraje una idea que era (y es)contraria a lo que se considera correcto: es mejor considerar los recursos humanos como un gasto de la empresa que como una inversión.

Por una sencilla razón: los que consideran que los recursos humanos son una inversión, parten de la idea de que existe un mercado de cuerpos humanos al que acuden a cubrir sus necesidades e invierten en él. Compran y venden personas como compran y venden acciones. Comprarían brazos y piernas si se pudiera hacer y con eso cubrieran sus necesidades.
En cambio, yo considero (en contra la corriente dominante de los RRHH) que el personal es un gasto. Uno se gasta el dinero en contratar la PERSONA adecuada para cubrir el puesto y le paga en función de lo que estima es importante ese puesto para la empresa.

Los partidarios de la "inversión" son políticamente correctos y lo envuelven todo en oropeles y brillos. Palabras como desempeño, evaluación de puestos, mentoring, tailoring, training, desarrollo de competencias. Pero no me engañan. Los partidarios del "gasto" simplemente dicen: "no sé hacer esto o no puedo hacerlo yo todo...solución: gastarme la pasta y contratar a alguien que sepa hacerlo". Punto pelota. Lo demás es verborrea vacua que usan los psicólogos para poder justificar sus abultados sueldos en las empresas por no hacer nada.

Pero hoy, que llevo una semana leyéndo currículums y haciendo entrevistas para cubrir un puesto en mi departamento, no recuerdo dónde estaba la gracia del tema.
Es más, me parece que aquel "yo" , el consultor; está muerto y enterrado. Lo odio con todas mis fuerzas.

Estupidiario y otras cosas | jomaweb | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://jomaweb.blogalia.com//trackbacks/21552

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.145.120.69 (4983684d82)
Comentario